lunes, 2 de septiembre de 2013

Bizcocho de semillas de amapola al aroma de almendra



Para celebrar que ha acabado el verano y que ya podemos encender el horno sin que nos dé una lipotimia, os traigo un bizcocho crujiente y a la vez con una miga muy tierna. 

La receta está inspirada en esta, aunque a mí no me gusta mucho el limón en la repostería y por eso lo sustituí por la almendra. También reemplacé el aceite de girasol con la mantequilla, pero podéis usar lo primero igualmente.

La semilla de amapola es uno de mis ingredientes favoritos para los bizcochos. No es demasiado popular en España, y no entiendo muy bien por qué. En cualquier caso, este bizcocho tiene el punto de dulzor justo y no es lo más calórico que encontraréis en los Internetes, ¡así que animaos! No es nada de difícil.



Calentito...

Mmm... qué corte tan esponjoso...



Ingredientes: 1 yogur natural (125 g.), 80 ml de leche, 80 g. de mantequilla sin sal, 225 g de azúcar, 2 huevos L, 250 g de harina, 1 cucharadita de bicarbonato y un chorrito de limón o vinagre para hacerlo reaccionar, 1 pizca de sal, semillas de amapola al gusto, aroma de almendra.

Para engrasar el molde: 10 g de mantequilla y  harina (podéis usar spray desmoldante)

Para decorar: orejones, pasas, fruta confitada al gusto, almendras picaditas.





Paso a paso: 

En un cacito o en el microondas calienta la leche con las semillas de amapola hasta que llegue a hervir. 

En un bol mezcla la mantequilla (a temperatura ambiente), el yogur, el azúcar, los huevos y la leche con las semillas de amapola. Bate hasta que la masa sea homogénea.

Con ayuda de un tamiz, añade la harina poco a poco. Previamente la habrías mezclado con el bicarbonato reaccionado y la sal. Como último paso, añade unas gotas de aroma de almendra. 

Engrasa el molde y precalienta el horno a 180º con calor arriba y abajo.

Echa la masa en el molde y decora con la fruta confitada o lo que hayas elegido. 

Hornea durante cuarenta  minutos o hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio. ¡Cuidado, no te quemes queriendo probarlo antes de tiempo!